Trazabilidad para una buena gestión

Trazabilidad para una buena gestión.

Un sistema WMS (Warehouse Manegement System) permite tener una trazabilidad completa de los productos que pasarán por el almacén. Desde que la mercadería es recibida en la puerta de almacén, pasando por todos los movimientos internos –zona de inspección, almacenamiento, de productos bloqueados, etc.- hasta que es entregada y deja de ser responsabilidad del área logística. Toda esta información puede ser procesada en tiempo real gracias a la tecnología que se utiliza para la toma de datos y a la conectividad del sistema.  Actualmente, la identificación automática de captura de datos (AIDC) se puede dar mediante el uso de código de barras, cintas magnéticas, identificación por radiofrecuencias (RFID), entre otros. Es importante mencionar que es posible el flujo de información en tiempo real y el acceso a esta información desde cualquier parte del mundo si el sistema de WMS trabaja desde la nube. En la práctica, no solamente las personas que están en el almacén pueden saber lo que está ocurriendo, sino también que clientes, proveedores y empleados de las empresas ubicados en cualquier parte puede saber en tiempo real el status de la operación. Este nivel de visibilidad genera transparencia y confianza en la operación logística.

Industrias como el de alimentos, farmacéutica, entre otros que manejan fechas de vencimiento necesitan tener control total de sus productos. Esto debido a que tenerlos almacenados por mucho tiempo podrían generar gastos por vencimiento ocasionando costos no solo del valor de la mercadería, sino también los costos de mantenimiento que se generaron dentro del almacén.  En este sentido, el WMS permite tener un control informático de stock teniendo en cuenta la variable “fecha de vencimiento”. Asimismo, el WMS puede tomar decisiones inteligentes de ubicación para optimizar espacios y tener mayor eficiencia en la operacion. Ahora bien, en el caso de que el producto enviado al cliente tuvo alguna falla y es necesario devolverlo. Si la empresa no realizó registros adecuados del movimiento de su producto, será difícil encontrar el lugar de donde vino y a donde fue enviado. El WMS sería de gran ayuda frente a estas dificultades, ya que permite tener la trazabilidad completa de los productos y de sus lotes; es decir, se sabría de quien fue recibida la mercadería, donde fue ubicada, que movimientos tuvo dentro del almacén, por quien fue manipulada, a quien se le entrego, que persona estuve manipulando dicha carga entre otros registros muy importantes para la empresa.

La trazabilidad permite indagar, recolectar y almacenar datos cuantitativos y cualitativos que pueden ser utilizados para establecer indicadores de gestión que serán de gran utilidad para optimizar el uso de los recursos logísticos. De esta manera, se podrá reducir tiempos y costos innecesarios.

La falta de control y organización en los almacenes pueden ocasionar que la empresa no sea dinámica, exitosa y consistente, algo que es fundamental para llegar a la excelencia organizacional. Esto debido a que dentro de la organización todo está encadenado y si se diera algún retraso o desabastecimiento dentro del almacén podría perjudicar distintas áreas hasta que se vea el impacto directo en el cliente.

Share this post